Asistencia Técnica: tecnico @ ecobest .es | ÁREA DE PROFESIONALES

Control biológico de plagas en Parques y Jardines

Control biológico de plagas en Parques y Jardines

Cumpliendo con las premisas de la Gestión

Integrada y con la actual Directiva Europea 2009/128/CE de 21 de octubre de 2009 (por la que

se establece el marco de la actuación comunitaria para conseguir un uso sostenible de los

plaguicidas), el control biológico de plagas se asienta como una alternativa clara y eficaz para reducir el uso de pesticidas de síntesis en el control de plagas de parques y jardines.

El uso de químicos de síntesis para controlar las plagas por parte de los profesionales de la jardineria, está siendo reducido día a día gracias a los insectos naturales beneficiosos que ejercen un control limpio y eficaz.

Como en cualquier novedad, los jardineros tienen que adecuarse a las nuevas herramientas de lucha con una breve formación y práctica, a la hora de realizar las sueltas de auxiliares.

Los jardines, son medios vegetales mucho más complejos que los cultivos intensivos. En un jardín coexisten distintas especies vegetales, tamaños de vegetación, plagas, insectos beneficiosos autoctonos, etc.

Seguir los protocolos de trabajo expuestos para un cultivo determinado, no tienen porque ser efectivos en parques y jardines.


¿Como se realiza entonces un correcto protocolo?

1.- Definir el área donde queremos realizar el control biológico de plagas. 

2.- Identificar plagas y umbral de daño para estas plagas

3.- Identificar fauna auxiliar beneficiosa

4.- Elaborar un plan de introducciones en base a la información anterior.


Las plagas más problemáticas que atacan a parques y jardines son:

Los pulgones son pequeños insectos que succionan la savia de la planta, provocando daños de alimentación, generando melaza sobre hojas, tallos y frutos, así  como ser vectores de numerosos virus. Por ello muchas especies de pulgones son algunas de las plagas más destructivas en horticultura, fruticultura y en espacios verdes y jardines.  

Las cochinillas algodonosas están cubiertas de hilos de cera blanca, lo que las hace difíciles de controlar con tratamientos químicos. Aparecen en todo el mundo en áreas con un clima cálido y húmedo y se consideran una plaga ya que infestan a una amplia gama de hortalizas, ornamentales y frutales de los que se alimentan de la savia de la planta.

Las psilas producen melaza y sobre esta melaza se asienta el hongo de la negrilla, la cual ensucia hojas, debilitan el arbusto o árbol. Un síntoma es la deformación y enrollado de las hojas, así como la caída de las mismas.

Las arañas rojas son ácaros tetraníquidos que provocan daños serios en cultivos hortícolas, frutales y ornamentales. Las altas temperaturas y un ambiente seco son las condiciones más óptimas para que una población de araña roja se desarrolle rápidamente. Las arañas rojas se alimentan succionando la savia de la planta. Las células vegetales se vuelven amarillas y se puede observar en el haz de la hoja en forma de pequeñas manchas amarillas. Además las telarañas que hacen las arañas rojas disminuyen el valor estético de las plantas ornamentales. Existen numerosas especies que afectan a plantas de jardín, las más habituales son Tetranychus urticae, T. evansi, Panonychus ulmi, P. citri, Eotetranychus tiliarum o Oligonychus ununguis. 

Corythuca ciliata o Tigre del plátano es una de las principales plagas que afectan al plátano de sombra (Platanus sp.) y en ocasiones a tilos o fresnos. En primavera ocupan brotes tiernos y hojas, provocando grandes decoloraciones y caída de hojas. Después del verano se refugian sobre grietas del tronco. Los síntomas son muy claros porque aparece melaza, así como numerosas mudas y puntos negros debido a los excrementos.

Galerucella luteola o galeruca del olmo es una plaga exclusiva de los olmos. En primavera, con las primeras brotaciones los adultos salen y comienzan a alimentarse de las hojas. En poco tiempo se reproducen y la hembra realiza la puesta. La nueva generación de orugas es muy voraz y en pocas semanas completa su ciclo, para bajar al suelo y pupar bajo rocas, hojas secas o enterradas a unos pocos centímetros.  

Thaumetopoea pityocampa o procesionaria del pino es una  plaga exclusiva de pinos. Los adultos aparecen en verano, volando desde junio a septiembre. Los huevos eclosionan a los 30 días y las larvas comienzan a alimentan de los brotes. Tienen carácter gregario, formando bolsones en las partes más soleadas del árbol, para protegerse del frío invernal, normalmente a partir del mes de octubre. 

Tomicus spp. (T. destruens, T. piniperda, etc) o barrenillos atacan árboles forestales como pinos, chopos o nogales. Con la llegada de la primavera la hembra adulta depositará los huevos. Tras la eclosión de los mismos, cada larva comenzará a alimentarse de la madera excavando galerías, hasta el momento que complete su ciclo y pupe.   

Cameraria ohridella o minador del castaño se aparea en el tronco de los árboles entre marzo y abril y pone los huevos sobre el haz de las hojas. Las larvas se alimentan de las hojas, dejando minas o galerías a su paso (durante los meses de mayo- septiembre). 

Rhynchophorus ferrugineus o picudo rojo de las palmeras es la principal amenaza de palmáceas como Phoenix canariensis, P. dactilifera, Washingtonias, Cocos, etc. La hembra de picudo rojo realiza la puesta dentro de grietas y heridas. Deposita unos 300-400 huevos y en pocos días eclosionan. Las larvas se alimentan del tronco (estípite) de la palmera practicando galerías. Cuando completan su desarrollo pupan en la base de las hojas (palmas).

El gusano blanco (Phyllopertha horticola) es la especie más común que causa daño sobre césped. En verano las larvas se alimentan de las raíces, pronto se hará evidente que hay partes del césped que no crecen bien y comienzan a cambiar a un color amarillo-marrón, de aspecto menos fresco. Bajo la capa deteriorada puede haber una masa de hasta 100 gusanos. Cuando el césped sufre un período de sequía, las zonas afectadas y dañadas pueden quemarse completamente y morir.   

Las moscas esciáridas son también conocidas como moscas del mantillo. La larva se alimenta de pequeñas raíces provocando muchos daños, especialmente en viveros o semilleros y en cultivos tanto invernadero como aire libre. 

La típula es una de las plagas más importantes en césped y prados. La típula adulta o mosquito de la col (típula paludosa), tiene el aspecto de un mosquito gigante, pero es totalmente inofensivo.

Las larvas de la típula de color grisaceo y de forma como un gusano, se alimentan de las raíces y base del tallo del césped, provocando un amarilleo por falta de síntesis de clorofila en el follaje de la planta.

 

www.ecobest.es 


Escribir comentario

Comentarios: 0